Mary Sues y Gary-Stues, líderes de la perfección falsa

The moment when I'm me

Mary sonrió con esos divinos labios, su mirada inocente con esos ojos multicolores y aquella blanca piel, que auguraba ser suave como la leche, brillando a la luz de la luna. Se veía hermosa.
Con dolorosa lentitud se acercó lo suficiente coma para poder tomar su delicada cintura y atraerla a mí cuerpo, besándola una y otra vez.

Oh, pero no todo es tan fácil, incluso ahí, a la mitad de ese bosque encantado, el insoportable de su mejor amigo nos interrumpió. Mirándonos de manera irrespetuosa.
– Oh, Jake, ¿Qué haces acá? -Preguntó ella con su mágica voz, moviendo ligeramente sus hermosas manos blancas como la nieve.
– ¿Olvidaste nuestra cita? Me invitase a salir hace dos días, me dijiste que habías roto con éste imbécil. – Fruncí el ceño molesto. Bien, era cierto que que hace dos días habíamos discutido, pero jamás rompimos. ¿Ella invitó a otro hombre a…

View original post 1,077 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s